La fuente

Desliz de un puma

Fabián Robles Medrano

Por tratarse de un asunto harto sensible, la atención a la salud de los mexicanos exige mucha responsabilidad y seriedad, sobre todo cuando las diversas instituciones del sector (SESA, IMSS, ISSSTE) enfrentan de manera cotidiana un sinfín de quejas al respecto, principalmente de gente en situación de vulnerabilidad.

Por eso es que no comparto la actitud del secretario federal del ramo José Narro Robles, quien se quiso hacer el gracioso –con un chiste de pésimo gusto- la semana pasada durante su visita a Tlaxcala, al referir que “la salud no acepta” distingos de ningún tipo.

“No nos importa si le van al América. Aquí debe haber algunos que le van al América; no importa, también los atendemos, también los queremos”, fueron las palabras que el ex rector de la UNAM profirió ante alcaldes y servidores públicos, en el acto de toma de protesta a los integrantes del Comité Coordinador de la Red de Municipios Saludables de Tlaxcala y al Centro Regulador de Urgencias Médicas.

El desliz o lapsus muy al estilo del guanajuatense Vicente Fox –por cierto cuyos pasos rumbo a Los Pinos, dicen algunos especialistas, quiere seguir Narro- vino acompañado de una risita cómplice del funcionario, quizá con la intención de atenuar lo dicho. Huelga decir que los ahí presentes celebraron sin desdoro alguno el chistorete; nadie protestó…ni siquiera los azulcrema que, seguro estoy, había muchos.

Tal vez a los pacientes no se les pregunte su filiación política, ni su religión o si son partidarios del América, Chivas, Pumas, Real Madrid, Barcelona o del Borussia de la Malinche –no digo del Cruz Azul porque sería víctima de bullying-, pero lo cierto es que muchos conocemos casos de algún familiar, vecino o amigo que, con todo y sus dolencias, han padecido de las malas prácticas que imperan en las instituciones del sector salud.

Y no es un lugar común afirmar que la realidad evidencia que mucha gente, todos los días, es víctima ya de la negativa de los servicios de salud, ya de una mala atención…sin importar si son hinchas de algún equipo pambolero o no, de la liga mexicana o de fuera, e incluso de las ligas domésticas del llano dominguero.

A propósito de don José Narro, en la página web de la revista Proceso, encontré un trabajo periodístico de la autoría del especialista en derecho a la información Ernesto Villanueva, publicado en febrero de 2016 y en el que pone en entredicho el saber del secretario de salud (y que conste: no lo digo yo). Aquí la liga para su consulta http://www.proceso.com.mx/430665/narro-sin-credenciales-academicas

Por cierto, no soy americanista ni lo quiero ser, aunque respeto a todos los que defienden el nido aguilucho, pero reitero: con el tema de la salud no se juega ni de broma, y tampoco se trata de un partido de futbol entre América vs Pumas.

Comentarios

comentarios